Top
Técnicas de Pricing. Cómo definir tu política de Precios | Escuela para Emprendedores
732
post-template-default,single,single-post,postid-732,single-format-standard,mkd-core-1.2,mkdf-smooth-scroll,mkdf-smooth-page-transitions,mkdf-ajax,mkdf-grid-1300,mkdf-blog-installed,mkdf-header-standard,mkdf-sticky-header-on-scroll-down-up,mkdf-default-mobile-header,mkdf-sticky-up-mobile-header,mkdf-dropdown-default,mkdf-dark-header,mkdf-search-dropdown,mkdf-side-menu-slide-with-content,mkdf-width-370,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Técnicas de Pricing. Cómo definir tu política de Precios

Un factor sumamente importante al momento de estructurar tu empresa es determinar tu política de precios, dado que de esta forma podrás ubicarte en distintos segmentos de mercados, impactará en el posicionamiento de tus clientes, el relacionamiento con la competencia e inclusive puede ser un elemento diferenciador dentro del mercado.

Toda técnica o política de pricing debe tener claro que lo importante es construir una estrategia que permita y asegure aumentar la rentabilidad financiera del negocio. Para ello, debes de tomar en cuenta varios factores:

En cuál ciclo se encuentra tu producto o servicio:

Si está en la fase inicial lo más recomendado por los expertos es contar con una estrategia de pricing bajo, con lo cual te permitirá ser más accesible a un mayor número de mercado, ayudándote a posicionarte y darte a conocer.

Si por el contrario, ya tienes un producto o servicio “maduro” puedes utilizar una técnica de pricing que sea un poco más elevada que la de tu competencia. Claro está, debes de tomar en cuenta la trayectoria de tu marca, el mercado al que estás atendido (su demografía es vital para este punto) y si tu promesa de valor justifica el alza de los precios.

El precio cubre los gastos:

Determina el monto que inviertes para el diseño o construcción de tu producto o servicio. Lo ideal es que el precio de venta sea lo suficiente para cubrir los gastos fijos y operativos y que además te permita un margen de ganancia que te asegure rentabilidad a tu negocio.

Debes de tener en cuenta que existen 6 modelos para la fijación de pricing:

1. Precios basados en la oferta y la demanda:

Aquí el mercado es el que determina la asignación del precio a la oferta. Es necesario basarse en la demanda que el producto o servicio está teniendo para saber el costo final que los compradores o los clientes están dispuestos a comprar. Este tipo de fijación de pricing se encuentra mucho en países con libre comercio y en mercados altamente competitivos con poca diferenciación entre ellos.

2. Precios basados en los costos:

Determina tus costos fijos, tus costos variables y haz una previsión de ventas. Con esta perspectiva podrás determinar un porcentaje de ganancia que te permitirá la rentabilidad de tus operaciones y asegurar que con el precio fijado podrás cubrir los costos involucrados en el proceso.

3. Precios basados en la competencia:

Es la estrategia más competitiva de los 6 modelos de fijación de pricing. Aquí lo importante es conocer la oferta de los competidores. Dependiendo de las diferencias encontradas podrás establecer precios al alza o baja. Lo importante a tener en cuenta es que la estrategia sea beneficiosa para la rentabilidad y posicionamiento de tu empresa.

4. Precios basados en el mercado:

Análisis la heterogeneidad del mercado y cuáles son tus beneficios. La fijación viene dada según las características del segmento de mercado, lo que te permitirá contar con distintos precios.

5. Precios basados en las expectativas del cliente:

Depende de la perspectiva del cliente. Por lo que puedes contar con un amplio rango de precios que se ajustará a la calidad y diferenciación del producto o servicio dentro del catálogo que ofrezcas.

6. Precios basados en la demanda:

Aquí deberás tomar en cuenta si deseas tener precios bajos que no te permitan la rentabilidad pero te abran paso para captar mayor número de mercado o tener precios altos que te hagan diferenciar por ese aspecto.

No Comments

Post a Comment