Síndrome del impostor: el fantasma de los emprendedores 👻

Seguro alguna vez te has preguntado si eres lo suficientemente capaz de emprender con éxito; si eres lo bastante bueno, responsable, y si tus capacidades son las necesarias. No te preocupes, todos nos hemos sentido así, de hecho, ¿sabías que el 70% de las personas pueden sufrir el síndrome del impostor por lo menos una vez en sus vidas? 

¡Es momento de que recuperes el control de tu motivación! Te contamos qué es el síndrome del impostor, cómo detectarlo y cómo superarlo para que no te sabotees más. ¡Iniciemos! 🚀

¿Qué es el síndrome del impostor?

El síndrome del impostor, a veces llamado síndrome del fraude, es un trastorno psicológico en el cual las personas son incapaces de asimilar sus logros, ya sean personales, académicos o laborales.

Quienes lo padecen sienten que no están a la altura, que no son lo suficientemente buenos, competentes o capaces. También que sus logros han llegado a sus vidas por golpes de suerte o gracias a terceros, y por eso se sienten impostores. Algunos investigadores lo han vinculado con el perfeccionismo.

Síndrome del impostor

Existen 2 niveles:

Temporal

El primer nivel del síndrome del impostor se basa en un sentimiento de insuficiencia y de duda, generado por las inseguridades que podemos experimentar de manera puntual ante un nuevo reto, que puede ser: 

  • Cambio de puesto o de trabajo.
  • Un nuevo curso o nivel académico.
  • Un proyecto ambicioso personal o profesional.

Este nivel suele ser temporal, ya que las dudas se disipan con el tiempo y la experiencia.

Síndrome del impostor

Permanece en el tiempo

Este otro nivel es más grave, y se trata de cuando las dudas persisten a lo largo de meses o años, lo que conlleva un gran miedo a afrontar riesgos, a destacar o simplemente a participar. Llega a durar tanto que incluso puede remontarse desde la infancia o adolescencia y continuar durante la vida adulta. Sin embargo, aunque sea complejo, puede superarse con la ayuda psicológica adecuada.

💡EmprendeTip: en ambas situaciones, te recomendamos que te rodees de las personas que quieres. Busca acompañamiento y trata de luchar contra los pensamientos intrusivos.

¿Cuáles son las causas del síndrome del impostor?

Existen algunos factores que pueden causar este sentimiento de insuficiencia y de duda: 

Síndrome del impostor

Falta de seguridad en uno mismo: las personas con problemas de inseguridad y baja autoestima son más susceptibles de sufrir este síndrome. Suelen considerar que no son lo suficientemente buenos, a pesar de sus logros.

Compararnos con otros: algunas veces tratamos de medir nuestro rendimiento y valor según el aparente éxito que están teniendo otras personas, incluso cuando no tenemos los mismos objetivos o circunstancias de vida. Esto es algo injusto e inútil a largo plazo, ya que nos estancamos por estar pendientes de otros, en vez de en nuestras propias necesidades y deseos.

Autoexigencia y perfeccionismo: siempre habrá algo mejorable y que nos haga sentir incómodos. Si nos centramos en esos detalles, es difícil llegar a realizar críticas constructivas y analizar mejoras. Será intentar alcanzar una meta imposible, lo que generará frustración interminable.

Asumir nuevos retos o cambios: en este caso, es normal que surjan dudas e incluso sentir que quizá no seamos lo suficiente para ese nuevo rol que conlleva una mayor responsabilidad. Pensamientos como: “no estoy a la altura” pueden desencadenar inseguridades y el síndrome del impostor. ¡No tengas miedo a asumir nuevas experiencias!

Miedo al fracaso: muchas veces tendemos a maximizar las consecuencias de fracasar, lo que termina siendo más preocupante que el mismo fracaso. En algunas culturas, el fracaso se valora positivamente, pues implica una oportunidad de ganar experiencia y mejorar.

¿Cómo saber si tengo síndrome del impostor?

Si crees tener el síndrome del impostor o tal vez estás experimentando falta de confianza en ti mismo, ¡debes hacer este test!

Instrucciones:

  1. Ten donde apuntar.
  2. Lee atentamente las preguntas y elige la respuesta con la que te sientas identificado. ¡Debes ser honesto al 100%! Apúntala.
  3. Cuando termines, identifica cuál es la letra que más se repite en tus respuestas.
  4. Cuando identifiques cuál es esta letra, ve al final del test, ahí obtendrás tu resultado.

1. Sientes que tuviste suerte en lugar de éxito, que los resultados que has obtenido no han sido producto de tu esfuerzo.

A. Siempre

B. A menudo

C. Nunca

2. Te cuesta recibir cumplidos. Te sientes incómodo y piensas que te están mintiendo.

A. Siempre

B. A menudo

C. Nunca

3. Sientes que necesitas ser un perfeccionista para producir un trabajo satisfactorio. 

A. Siempre

B. A menudo

C. Nunca

4. Sacrificas tu propio bienestar para realizar más trabajo.

A. Siempre

B. A menudo

C. Nunca

5. Basas tu autoestima en la forma en que percibes tus propias habilidades.

A. Siempre

B. A menudo

C. Nunca

6. Consideras que debes conseguirlo todo sin ayuda.

A. Siempre

B. A menudo

C. Nunca

7. Te cuesta empezar una actividad nueva.

A. Siempre

B. A menudo

C. Nunca

8. Vives con pensamientos intrusivos de que no eres bueno.

A. Siempre

B. A menudo

C. Nunca

Síndrome del impostor

Resultados

Mayoría de “A”

Tienes las características de una persona que padece del síndrome del impostor en un grado alto. Sueles tener dificultad para reconocer y aceptar tus logros y virtudes. Piensas que todo debe ser perfecto desde el primer momento y no concibes ningún error.

Los retos, los cambios y pruebas son situaciones que te producen un estrés emocional.

Mayoría de “B”

Tienes rasgos moderados del síndrome del impostor. Algunas veces sueles sentir que no tienes la capacidad de lograr aquello que te propones, por esto te puede estar costando tomar decisiones y apostar por hacer aquello que quieres.

Mayoría de “C”

No padeces del síndrome del impostor. Sabes reconocer tu propio esfuerzo, te sabes sobreponer al miedo de fallar. Sabes que sin ese miedo no aparecen las nuevas oportunidades. 

¿Cómo superar el síndrome del impostor?

Síndrome del impostor

Debes saber que es posible, pero requerirá un gran esfuerzo de aceptación. Además, puede ser necesaria también la ayuda profesional psicoterapéutica. Mientras, sigue estos cinco consejos:

1. Deja ir lo perfecto

Debes comprender que no es posible conseguir la perfección absoluta y la consecución de ese tipo de objetivos. Esto es probablemente lo que más te genera frustraciones que pueden tornarse en inseguridades.

2. Recupera tu cariño propio

Para combatir el síndrome del impostor es necesaria una visión realista, aprender a valorar tus esfuerzos, tus logros y no darle tanta importancia a las opiniones de los demás. Aprende a reconocer tus límites y tus capacidades.

3. Escribe lo mejor de ti

Te aconsejamos hacer una lista de tus fortalezas y logros, esto es una buena forma de recordarte que no eres un fraude o un farsante, ¡celebrate! 

Cuando te sientas mal contigo, revisa tu lista. Lograrás sentirte mucho mejor. 

4. Empieza hoy

No postergues. Dejar las cosas para después solo empeorará tus sentimientos de ineptitud. Enfrenta los problemas directamente y tacha los puntos de tu lista de pendientes. Primero aborda las tareas difíciles para que, una vez que las termines, tengas una sensación de logro y fortaleza.

Encuentra satisfacción en los logros y cultiva confianza en ti mismo. Los errores son parte natural del proceso, reconocer esto puede ser el inicio de una etapa más feliz y libre en tu vida. 

¿Qué es lo más difícil que se te ha presentado como emprendedor o emprendedora para seguir adelante con tu proyecto? ¡Cuéntanos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Birrete

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Suscríbete ahora y recibe cada semana los mejores artículos para emprendedores.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram