Top
Modelo Lean Start Up | Escuela para Emprendedores
712
post-template-default,single,single-post,postid-712,single-format-standard,mkd-core-1.2,mkdf-smooth-page-transitions,mkdf-ajax,mkdf-grid-1300,mkdf-blog-installed,mkdf-header-standard,mkdf-sticky-header-on-scroll-down-up,mkdf-default-mobile-header,mkdf-sticky-up-mobile-header,mkdf-dropdown-default,mkdf-dark-header,mkdf-search-dropdown,mkdf-side-menu-slide-with-content,mkdf-width-370,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Modelo Lean Start Up

Existen muchos modelos de negocios hoy en día, todos se adaptan tanto a las necesidades de los clientes a satisfacer como a la oferta generada y producida por la marca. Uno de los elementos más importantes es garantizar que las relaciones y las operaciones sean retiduables, dado que así se logrará obtener ganancias a través de las actividades comerciales.

Uno de los modelos más populares en la actualidad, sobre todo por las PYMES, es el modelo lean start up, el cual se fundamenta en la metodología “lean”, que procura la limpieza en la línea de operaciones de una forma constante y rápida, a fin de canalizar y establecer cuáles son los desperdicios o los elementos a prescindir para garantizar la productividad.

La metodología “lean” proviene de Japón, más específicamente sobre la línea de manufactura de Toyota. El modelo lean start up es la evolución de esta metodología que no solo se basa en la identificación y limpieza de la línea de operaciones, sino que a la vez identifica todas aquellas actividades que logren aportar verdadero valor a la línea de producción, para posteriormente diseñar una estrategia que les permita fortalecer esas áreas.

Eric Ries, ingeniero de software, fue el creador del modelo lean start up, quien junto a Steve Blank, autor de la metodología Customer Development, escribieron el libro “The lean startup”, el cual está sustentado en los tres pilares de: aprendizaje validado, experimentación e interacción, que unidos dentro de la estrategia empresarial permitirán la reducción del riesgo de lanzamiento de nuevos productos y servicios, pues se aprende constantemente del cliente y las mejoras se hacen en un tiempo muchos más rápido y de manera eficaz.

¿Cómo se logra esto?

Experimentando y midiendo constantemente. Cada idea de mercado que surja debe ser aplicada en forma de experimento para cerciorarse o tener un primer acercamiento que permita determinar si el porcentaje de éxito en lugar de efectuarse el lanzamiento del mismo. Estos experimentos procuran ser lo más económicos posibles, realizándose a través de prototipos, entrevistas, focus group, entre otros.

Si durante la fase de experimentación, las hipótesis puestas en prueban son rechazadas o comprobadas como falsas, se deberá iniciar el proceso de investigación a fin de determinar las posibles mejoras y estructuración del prototipo. Los resultados de la experimentación se analizan a fin de construir la estrategia, siendo el mercado el que guía el desarrollo de la estrategia.

Dado que el modelo lean start up pone en el centro al cliente, la investigación debe de recoger la mayor cantidad de información e insights que permitan conocer y constatar el interés y la necesidad del mercado, a fin de ofrecer un producto o servicio que sea diferenciador y que realmente otorgue valor.

Es por ello, que en la actualidad muchas empresas desarrollan productos personalizados o customizados según sus clientes, pues de esta forma los lazos se estrechan y logran ubicarse en la mente del consumidor.

No Comments

Post a Comment