Top
5 ideas para tener #Zerowaste en la oficina | Escuela para Emprendedores
1212
post-template-default,single,single-post,postid-1212,single-format-standard,mkd-core-1.2,mkdf-smooth-scroll,mkdf-smooth-page-transitions,mkdf-ajax,mkdf-grid-1300,mkdf-blog-installed,mkdf-header-standard,mkdf-sticky-header-on-scroll-down-up,mkdf-default-mobile-header,mkdf-sticky-up-mobile-header,mkdf-dropdown-default,mkdf-dark-header,mkdf-search-dropdown,mkdf-side-menu-slide-with-content,mkdf-width-370,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

5 ideas para tener #Zerowaste en la oficina

El zerowaste o residuo cero es una tendencia que surgió en respuesta a la necesidad de las personas de aportar al planeta a través de la disminución de los residuos que se generan diariamente.

El crecimiento demográfico sumado a la cultura consumista ha incrementado  de manera exponencial la producción de residuos y desechos sólidos, pero también ha logrado estimular la cultura sostenible creando productos con materiales biodegradables para llevar un estilo de vida libre de residuos.

Esta tendencia comenzó por iniciativa de algunos blogueros del consumo sostenible que tienen años practicándolo y cada vez se hace más común en diferentes partes del mundo. Una de las más famosas es Lauren Singer, quien relató su jornada de zerowaste cuando tras un año sus residuos producidos podían entrar en un envase de 453gr, su blog se llama Trash is for Tossers donde explica diferentes maneras de hacer la vida más amigable con el planeta.

Por otro lado, el futuro de la vida sostenible se pone en los hombros de un concepto conocido como “preciclar”, que refiere a un consumo limpio desde el origen, es decir, consumir sin generar residuos. En estos tiempos cada vez hay más productos y servicios adaptados a esta tendencia, donde los empaques son biodegradables, se usan bolsas de tela en los supermercados o puedes llevar tus propios envases para comprar a granel.

En los espacios de trabajo, se recomienda hacer una lista de todos los posibles materiales y determinar cómo se puede evitar su uso, teniendo en cuenta que el más contaminante y menos duradero es el plástico, por lo que se aconseja negar su uso en muchos aspectos.

Si te interesa ser parte de esta tendencia mundial, puedes empezar con algunos cambios de hábitos para iniciarte en el zerowaste desde tu oficina:

  • Reemplazar el plástico por el uso del vidrio en contenedores, vasos y otros, para además aprovechar su durabilidad y reducción de la posibilidad de contaminación.
  • Disminuir o eliminar el uso de papel usando alternativas digitales.
  • Comprar productos de limpieza que eviten la producción de plástico, por ejemplo un producto recargable.
  • Utilizar productos para la higiene, donde el empaque y la composición sean amigables con el ambiente.
  • Reducir el consumo de alimentos que tengan empaques no biodegradables, e incrementar el consumo de productos a granel.

Las ideas para convertir tu estilo de vida hacia el zerowaste pueden ser tan variadas como los productos que consumes a diario. Implementarlo en tu oficina implica un trabajo en equipo muy alineado a los objetivos, hacerlo parte de tu cultura de trabajo será un gran aporte al cuidado del medio ambiente.

Si te interesa reducir al máximo el uso de papeles en tu oficina, te recomendamos este artículo sobre las 4 apps para mejorar el trabajo en equipo, que también ayudarán a los objetivos de Zerowaste.

No Comments

Post a Comment