Top
México: Conoce los diferentes tipos de regímenes fiscales y sus requisitos | Escuela para Emprendedores
1825
post-template-default,single,single-post,postid-1825,single-format-standard,mkd-core-1.2,mkdf-smooth-page-transitions,mkdf-ajax,mkdf-grid-1300,mkdf-blog-installed,mkdf-header-standard,mkdf-sticky-header-on-scroll-down-up,mkdf-default-mobile-header,mkdf-sticky-up-mobile-header,mkdf-dropdown-default,mkdf-dark-header,mkdf-search-dropdown,mkdf-side-menu-slide-with-content,mkdf-width-370,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

México: Conoce los diferentes tipos de regímenes fiscales y sus requisitos

regímenes fiscales

La llegada de la facturación electrónica a Latinoamérica ha obligado que muchos países de la región elaboren nuevos regímenes tributarios para facilitar el pago de los impuestos y el registro de sus actividades comerciales.

Un ejemplo de estas leyes son las normativas establecidas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) en México, las cuales obligan a los contribuyentes a definir si realizaran sus actividades económicas como una persona física o como una persona moral y a inscribirse en los regímenes correspondientes.

Es común que los contribuyentes al ver todas estas legislaciones tengan dudas en cuanto a las persona física que deben seleccionar y los requisitos que deben entregar, es por ello que hoy explicaremos detalladamente todas estas normas para que ahorres tiempo y esfuerzo a la hora de cumplir con tus obligaciones fiscales.

 

Persona Física

Se entiende como persona física a todo individuo que realiza cualquier actividad económica, bien sea como autónomo o como socio de una empresa, y está obligado a cumplir con obligaciones fiscales.

 

Tipos de Regímenes para personas físicas

Actualmente en México existen 5 clases de regímenes fiscales activos establecidos por el SAT para las personas físicas:

 

Incorporación Física

Pueden inscribirse contribuyentes que realicen actividades empresariales u ofrezcan servicios donde no es obligatorio un título profesional. Ejemplo: fruterías, talleres mecánicos, salones de belleza, papelería, tintorería y todas aquellas que obtengan ingresos que no superen los dos millones de pesos anuales.

 

Actividades empresariales

En este régimen no se establece un monto mínimo de ingreso y pueden inscribirse las personas físicas que realicen actividades industriales de transporte, comerciantes, ganaderas, agrícolas o de pesca. Ejemplo: restaurantes, ferretería, guardería, bares, artesanos, entre otros.

 

Arrendamiento de inmuebles

Pertenecen a este régimen los contribuyentes que obtengan ingresos mensuales o anuales por el alquiler o renta de apartamentos, habitaciones, locales comerciales y cualquier bien o inmueble del que sea poseedor.

 

Servicios profesionales

A este régimen pertenecen los profesionales de la salud que recién abren un consultorio, los trabajadores freelance y las contribuyentes que prestan sus conocimientos profesionales de forma independiente o sin cobrar un salario.

 

Asalariado

Se refiere a las personas que trabajan en subordinación a una organización o empresa. Los inscritos en este régimen solo deben hacer una declaración anual ante la hacienda pública.

 

Obligaciones fiscales de las personas físicas

  • Comprobante de inscripción en el Registro Federal de Contribuyentes  (deben actualizar su información personal regularmente).
  • Remitir facturas donde se coloquen el sello digital del SAT.
  • Realizar la declaración de ingresos de forma mensual, bimestral, anual e informativa. El tiempo dependerá del régimen al que pertenezcan.
  • Anexar otros requisitos que correspondan a la clase de régimen de personas físicas al que se inscribieron.

 

Personas Morales

Una persona moral es una entidad abstracta con existencia, responsabilidad moral  jurídica. Un ejemplo de estas instituciones son los sindicatos, colegios de profesionales, asociaciones civiles sin fines de lucro, organismos descentralizados, entre otros.

 

Tipos de regímenes fiscales para personas morales

Al establecer una sociedad o institución con una meta en común,  existen dos tipos de regímenes en lo que se pueden empezar a tributar:

 

General

Describe a todas las personas que han formado sociedades con fines de lucro. Ejemplo: seguros, bancos, sociedades mercantiles y arrendadoras financieras.

 

Con fines no lucrativos

Pertenecen a este régimen aquellos colectivos o corporaciones que se unieron con un fin social sin perseguir ningún tipo de ganancia económica o remuneración, incluyendo: sindicatos de trabajadores, colegios profesionales, administradores de fondos y sociedades de inversión.

 

Obligaciones fiscales de las personas morales

  • Inscribirse en el Registro Federal de Contribuyentes.
  • Solicitar una firma electrónica certificada por parte de un notario público.
  • Llevar la contabilidad electrónica según lo establecido en el Código Fiscal de la Federación desde que inicia sus operaciones.
  • Declarar con fines de información para el caso de los regímenes no lucrativos y en cuanto a los generales, realizar los pagos provisionales de impuestos junto con la presentación de la declaración anual.
  • Anexar otros documentos que requiere el SAT y que son diferentes para cada tipo de régimen.

Como podemos ver el objetivo de los regímenes fiscales es establecer una guía o normas que deben seguir los contribuyentes a la hora de la liquidación y el pago de los impuestos,  por lo que es importante que estudies tus actividades comerciales y te inscribas en el régimen que más se adapte a tu negocio.

Si esta información te pareció interesante, te recomendamos leer también nuestro artículo sobre los diferentes tipos de contabilidad, donde te explicamos  los modelos contables que debes aplicar en tu negocio y la forma como son usados en las Pymes.

No Comments

Post a Comment