Soft skills que deberíamos desarrollar a lo largo de nuestra educación

Ezequiel Freire
24 enero, 2021

Este domingo 24 de enero se celebra el Día Internacional de la Educación, una fecha decretada por la Organización de los Estados Unidos ONU para recordarnos la importancia del derecho a la educación y como esta puede contribuir a crear un mundo mejor. 

Además, es importante aclarar que el Día Internacional de la Educación está implícitamente involucrado en el Objetivo número 4 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que busca garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa, y promover oportunidades a lo largo de la vida.

Teniendo en cuenta esta premisa y alineados con el propósito del Día Internacional de la Educación quisimos elaborar este artículo para hablar de un tema bastante importante y que puede ayudarte a encontrar oportunidades de aprendizaje. En este caso, hablaremos de “soft skills”.

Soft skills: ¿Qué son y por qué aplicarlas en nuestra educación?

Las soft skills, también conocidas como “habilidades blandas” en español, son habilidades sociales que vamos adquiriendo en nuestra vida diaria y que nos permiten integrarnos exitosamente en equipos de trabajo y mejorar nuestra relación con otras personas.

A diferencia de las “hard skills” o habilidades duras, las soft skills son habilidades que suelen ser comunes en muchas personas, independientemente del trabajo que realicen, ya que funcionan como un complemento de nuestra personalidad.

Importancia de las soft skills - razones por las que debemos desarrollarlas

Teniendo en cuenta que son habilidades que complementan nuestras habilidades técnicas y que en algunas personas pueden estar más desarrolladas que otras, las soft skills tienden a ser bastante valoradas

Actualmente, en el mercado laboral las soft skills pueden ser vistas como una ventaja competitiva y llegan a diferenciar a un empleado de otro. Como dice la conclusión de la revista APEC volumen 30  con respecto a la integración de las destrezas no técnicas en el salón de clase”:

“Existe una evidente inclinación por parte de los empleadores hacia valorar más las destrezas no técnicas o soft skills que tenga una persona, que las mismas destrezas técnicas o habilidades disciplinares que esta pueda tener” 

¿Qué soft skills debería desarrollar toda persona?

De acuerdo a Tony Wagner autor del libro “The Global Achievement Gap: Why Even Our Best Schools Don't Teach the New Survival Skills Our Children” existen 7 habilidades blandas que son de suma importancia para el desarrollo de toda persona. Y consideramos que son necesarias mencionarlas hoy, teniendo presente el Día Internacional de la Educación.


1. La solución de problemas y pensamiento crítico:

En la actualidad, nuestro trabajo no se define por nuestra especialidad sino por las tareas o problemas que buscamos resolver y las metas que queremos alcanzar. Razón por la que es importante pensar fuera de la caja.

Si desarrollamos esta habilidad podremos afrontar grandes retos y encontrar soluciones que no están prescritas, porque así es el mundo actual, la solución a los problemas no la encontramos en un tablero, debemos trabajar en desarrollar nuestro pensamiento crítico para definir con certeza qué es importante y qué no.


2. Colaboración a través de redes de cooperación e infuencia:

Es necesario entender la importancia de trabajar fluido aún cuando existen fronteras. A medida que las organizaciones se van volviendo más globales, la habilidad de poder colaborar fluidamente con otras personas del mundo se va volviendo una ventaja competitiva.

Esta soft skills nos propone entender cómo funciona el mundo, cuáles son sus zonas horarias y cómo podemos aportar para hacer un mejor trabajo. De hecho, la habilidad de trabajar con personas alrededor del mundo y de diferentes culturas se ha vuelto un requisito previo para un gran número de empresas multinacionales.

Además, la habilidad de “cooperación e influencia” no solo es importante en nuestro trabajo, también es aplicable para la sociedad en general, podemos ser agentes de cambio en nuestra propia comunidad, influenciar a las personas a crear alianzas y grupos de trabajo con un objetivo en común.

3. Agilidad y capacidad de adaptación:

Esta habilidad nace de los cambios que existen en el mundo actual, que cada vez son más rápidos y profundos. De hecho, los cambios también son visibles en el mundo laboral. Si miramos en retrospectiva nos daremos cuenta de que el trabajo que realizábamos hace 5 años no es el mismo que realizamos hoy en día, algún cambio vamos a encontrar. Cambiamos lo que hacemos todo el tiempo.

Todos los cambios nos llevan a desarrollar una habilidad muy importante: agilidad y capacidad de adaptación. Sin embargo, estas pueden ser habilidades que tenemos que entrenar para desarollarlas muy bien. ¿Por qué creen que a un gran grupo de personas les costó durante esta pandemia trabajar desde casa, volverse más digitales y adpatarse a la “nueva normalidad”? Exacto, porque no teníamos desarrollada esa capacidad de adaptación,  y muchas veces se debe a que los modelos de educación no cambian con el tiempo y en las escuelas se sigue viendo lo mismo que se veía hace 50 años, como lo mencionan en “The Global Achievement Gap: Why Even Our Best Schools Don't Teach the New Survival Skills Our Children”.

4. Iniciativa y espíritu de empresa:

Muchas veces somos bastante buenos trabajando en equipo y adaptándonos a nuevos entornos. Sin embargo, como menciona Tony en su libro, esto no es suficiente para muchas empresas y necesitamos crecer como líderes, ser proactivos y tener la iniciativa de buscar soluciones, aportar ideas, estrategias  y oportunidades de mejora.


5. Eficacia comunicacional, escrita y oral:

La habilidad de comunicarnos, tanto de forma escrita como oral, es una de las más olvidadas hoy en día. Incluso, muchísimas personas suelen tomar coaching y asesoramiento para poder desarrollarla.

Sin embargo, cuando tenemos esta habilidad podemos comunicarnos de forma efectiva, y no se trata solo de escribir y hablar bien, sino de poder expresar nuestras ideas con claridad en cualquier situación, sin importar si nuestro receptor es una persona proveniente de una cultura distinta.


6. Capacidad para acceder y analizar información:

En la actualidad existe una gran cantidad de información disponible a la que podemos acceder, por lo que debemos contar con la habilidad de procesar, conceptualizar y sintetizar datos para comunicarlos efectivamente.

Por ejemplo, todos los miembros de una empresa deberían conocer cuáles son sus KPIs, qué representan y cómo afectan o aportan al desarrollo de la compañía. 


7. Curiosidad e imaginación:

En palabras de Tony, la creatividad y la innovación son dos factores fundamentales para solventar problemas e incluso desarrollar nuevos productos y servicios. Por lo que las personas deberían de no solo centrarse en ejercitar el hemisferio izquierdo del cerebro, sino también el derecho, en el que podemos desarrollar habilidades creativas, ampliar la curiosidad y dejar volar nuestra creatividad.

Esta última soft skill nos ayuda a ver los problemas desde el mejor punto de vista y cómo aprovecharlos. Desarrollando nuestra curiosidad e imaginación podemos pensar más allá y salir de nuestra zona de confort.

Ahora que llegamos al final del artículo queremos que nos cuentes algo, ¿ya conocías sobre las soft skills? ¿Tienes algunas de ellas? Si es así, queremos felicitarte; y si no es el caso, no te preocupes que tenemos una buena noticia para ti: las soft skills se desarrollan con el tiempo y la práctica. Esperamos y sigas creciendo hasta alcanzar todos tus objetivos. ¡Feliz Día Internacional de la Educación!

Birrete

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Suscríbete ahora y recibe cada semana los mejores artículos para emprendedores.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram