Top

Día del Trabajador: Haz de tu trabajo una experiencia amena

Día del Trabajador: Haz de tu trabajo una experiencia amena

Como en años anteriores, este 1 de mayo se celebra el Día del Trabajador. Esta fecha conmemora los derechos laborales de todos los trabajadores, quienes son una pieza fundamental para llevar a toda empresa hacia adelante.

En vista de este día, quisimos escribir un artículo para hablar de la relación empleado-empleador y fomentar un ambiente laboral positivo. Sabemos que los días de trabajo pueden ser rutinarios y en algunas ocasiones podemos sentirnos menos enérgicos o pocos motivados para trabajar.

Hay que tener presente que un ambiente laboral está compuesto de muchas personalidades, algunas más fuertes que otras, y la clave para tener una buena relación laboral es promover la comunicación y el respeto a través de nuestras acciones.

 

Sigue estos consejos y mejora la relación en tu ambiente laboral

 

Trabaja de la mano con tus líderes

Tener un líder en el trabajo no significa que debamos verlo como a una figura de autoridad a la que es imposible acceder. Usualmente, los empleados evitan acercarse a sus jefes y mantener contacto con ellos, debido a que creen que van a obtener críticas negativas. Sin embargo, esto usualmente es todo lo contrario.

El trabajo dentro de una empresa siempre es en equipo, por ello es necesario mejorar la relación empleado-empleador. Lo líderes deben ser vistos como unos guías que nos ayudarán a hacer nuestro trabajo de la mejor forma.

En este caso, es necesario mantener una comunicación en todo momento y aceptar los comentarios que nos puedan realizar con respecto a nuestro trabajo.

 

Crea sentido de pertenencia y celebra los éxitos del equipo

Cuando pertenecemos a una empresa no somos solo un empleado, sino que nos volvemos parte fundamental de ella y debemos trabajar para llevarla a adelante. Es importante que reconozcamos nuestro valor y asumamos que somos parte de un equipo.

Tenemos que tener presente que nos volvemos promotores de la marca para la que trabajamos, y esto significa defenderla, darla a conocer y adaptarnos a sus valores. Desarrollar sentido de pertenencia también se trata de celebrar los éxitos de cualquier miembro del trabajo. Una victoria individual siempre será una victoria para todos.

 

Aclara los problemas y evita los malentendidos

Dentro de todo trabajo se pueden presentar algunas barreras que impidan poder entender a los demás. Es necesario asegurarse de mantener una retroalimentación y saber exactamente qué nos quieren decir.

Recibir comentarios negativos también es otro problema que puede ser común. Cuando esto sucede, lo recomendable es dar un feedback y explicar gentilmente la forma en la que los comentarios de otra persona nos afectaron.

Cualquier disputa o malentendido debe aclararse y resolverse de forma inmediata, no es bueno extender los problemas, ya que no solo afectan nuestro rendimiento sino el de todo un equipo completo.

 

Confía en tu equipo de trabajo

No desarrolles niveles negativos de competitividad con tu equipo. Recuerda que todos tienen un objetivo común y es trabajar para llevar hacia adelante la misión y la visión de la empresa a la que pertenecen.

Esto no se trata de quién hace más y quién hace menos, trabajar en equipo significa trabajar unidos. Así que confía en las decisiones que tomen algunos miembros y verás cómo es posible conseguir buenos resultados.

 

Siéntete a gusto con lo que haces

El secreto para que el trabajo no sea visto como una obligación es trabajar en aquello que nos gusta y nos hace felices. Por ello es importante estar en un lugar que se adapte a nuestros intereses.

No existe peor caso que el de empleados que trabajan sin motivación y no se identifican con la cultura de la empresa a  la que pertenecen. Asistir al trabajo solo para cumplir con una jornada laboral no es un hecho rentable que ayude a crecer a ningún negocio.

Trabajar significa ganar-ganar, siempre que nos encontremos haciendo lo que nos gusta daremos buenos resultados, y esto significa que la empresa crecerá a medida que nosotros lo hacemos.

 

Pon en práctica algunos valores

Toda empresa tienes sus valores organizacionales y se deben respetar. Sin embargo, hay algunos valores que como trabajadores siempre deberíamos promover y mantener presentes:

 

Responsabilidad y compromiso

Como trabajadores, debemos estar consciente de cuál es nuestro rol y cómo nuestras funciones influyen en el desarrollo de la empresa, por ello debemos esforzarnos por cumplir con todas nuestras responsabilidades.

El compromiso y la responsabilidad no son solo un tema de cumplir con tareas asignadas, estos valores también implican realizarlas a tiempo y de forma eficiente.

 

Empatía y solidaridad

El valor de la empatía muestra cómo podemos salirnos de nosotros mismos y ponernos en el lugar del otro. Las personas con un alto nivel de empatía suelen ser más exitosas ya que desarrollan diferentes puntos de vista.

Durante un día laboral pueda que cualquier miembro del equipo se encuentre colapsado por exceso de trabajo. En este caso, si disponemos del tiempo necesario, podríamos ser solidarios y ofrecerles una mano para ayudar en cualquier aspecto. Además, realizar nuevas tareas nos a ganar nuevas habilidades y conocimientos.

 


No olvides que tu trabajo es una de las actividades a la que más le dedicas tiempo, tómatelo con calma y aprende tanto como puedas de él. Si quieres fomentar el trabajo equipo, ten reuniones de 30 minutos y aprovecha el tiempo de forma eficiente.

Redactor de Contenidos at

Tengo una tabla de surf increíble con la que me deslizo por este mar de información llamado Internet. Me gustan los retos, aprender y ayudar otros a dar lo mejor de sí.

No Comments

Post a Comment