La frustración: el monstruo debajo de la cama de los adultos

Ángelo Anaya
25 junio, 2019

La frustración se define como la respuesta emocional al no poder cumplir con la voluntad individual. Un mal manejo de esta puede llegar a generar ansiedad, depresión, agresividad o abandono de la labor. Además aprender a sobrellevarla y más adelante a manejarla te permitirá vivir con menos estrés y a tomar decisiones con claridad.

Es por eso que es este artículo te daremos una pequeña guía sobre cómo gestionarla y poder obtener una buena respuesta.

 

Para poder aprender a superar, manejar y tolerar la frustración es necesario tener en cuenta varias cosas:

 

1. Reconocer que se tiene baja tolerancia al fracaso:

Sí, para esto la aceptación también es el primer paso; ser consciente de nuestros errores será lo que nos facilitará buscar métodos para solucionarlo.

 

2. Diferenciar entre deseos y necesidades:

Muchas veces el motivo de la frustración suele ser porque tratamos nuestros deseos con la importancia de las necesidades, al reconocer la superioridad de uno frente al otro nos es más fácil enfocarnos y evitar estos sentimientos.

 

3. Separar las tareas:

Teniendo en cuenta el punto anterior, también nos puede ser útil delimitar cada labor que necesitamos realizar y jerarquizarlas para así evitar acumular mucho trabajo, lo que hará que no sepamos qué hacer ni por dónde empezar y podría desencadenar un ataque de frustración.

 

4. Reconocer los sentimientos:

Normalmente las personas con baja tolerancia a la frustración suelen tener emociones muy intensas al momento de experimentarla, así que para evitar agresiones físicas o mentales, ataques de pánico o depresión, es esencial comprender esto y comunicar lo que estamos sintiendo de manera positiva y evitar ser impulsivos.

 

5. Identificar tus habilidades y debilidades:

Al hacer esto podrás reforzar lo que haces bien y así aumentar tu confianza y reconocerás aquellas cosas que te cuestan un poco más y así sabrás cuando necesitas pedir ayuda para tener un mejor desempeño. Así también aprenderás a manejar tus expectativas y comprender que la perfección no existe y el error es lo que nos hace humanos.

 

6. Aprender del error:

La sociedad nos ha dado a entender que si queremos algo y trabajamos por ello siempre lo alcanzaremos, pero la realidad es que esto no puede estar más alejado de la realidad. A veces no vamos a alcanzar nuestro objetivo y es ahí cuando debemos replantearnos la estrategia que estamos utilizando para así poder llegar a él.

 

7. Modelo a seguir:

Muchas veces nos desorientamos al momento de alcanzar nuestras metas y no sabemos cómo continuar, por eso nos puede ser útil encontrar un modelo a seguir, es decir una persona que haya logrado ya lo que nosotros queremos alcanzar y nos servirá como guía en nuestro proceso. ATENCIÓN: es importante que no te compares y que entiendas que cada proceso es diferente.

 

8. Relajación:

Como sabemos que has trabajado muy duro en tu emprendimiento debes relajarte, para esto te sugerimos la meditación (si no sabes como hacerlo en la tienda de aplicaciones de tu celular podrás encontrar alguna aplicación que te guíe en este proceso). Es imprescindible que tengas una buena rutina de descanso, la que te ayudará a estar fresco y evitará que te abrumes con los problemas del día a día. 

 

Y lo más importante, no te cargues de trabajo, delega, no todo lo tienes que hacer tú, hay personas y aplicaciones listas para ayudarte; como Alegra software contable en la nube, que te facilitará la contabilidad de tu empresa y lo mejor es que siempre puedes acceder a él a través de la nube en cualquier momento, desde cualquier dispositivo o lugar.

Birrete

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Suscríbete ahora y recibe cada semana los mejores artículos para emprendedores.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram