12 acciones concretas para que tu empresa sea inclusiva

Por el Día del Orgullo, hicimos una lista de pasos que puedes aplicar de inmediato para que tu empresa pase de ser aliada en junio, a ser inclusiva todo el año.


Durante el mes de junio, con motivo del Día del Orgullo, la tendencia es que empresas y emprendimientos muestren qué tan inclusivas son. Sin embargo, cada año la apuesta sube: no es suficiente pintar de arcoíris las redes sociales, debe haber evidencia de que se trata de una práctica habitual. 

Esto ya no es un check publicitario, como probó el estudio de CNBC, donde obtuvo como resultado que casi el 80% de los trabajadores y trabajadoras prefieren ser contratados por una empresa que abrace la inclusión. Por lo tanto, la inclusividad debe estar presente todo el año, no sólo durante el mes de junio. 

Lograr un ambiente de trabajo inclusivo puede aumentar la creatividad, fidelidad y productividad. Ponlo a prueba, aquí te dejamos 12 acciones concretas para lograrlo inmediatamente, ¡vamos!

1. Ejercita el lenguaje no sexista

Dicen que percibimos la realidad a partir de nuestro lenguaje, pero el universal masculino es la técnica lingüística que se usa en español para nombrar a un grupo de gente con el masculino plural. ¿Qué pasa con eso? Ningún otro género recibe este tratamiento preferencial, entonces el varón siempre está nombrado, pero el resto de las identidades no.

¿Se recomienda usar X, @ o E para tener un lenguaje no sexista?

Depende del país y la cultura en la que te encuentres, pero ten en cuenta que estas opciones “suenan” como universales masculinos en nuestra mente cuando las leemos. Además, son poco accesibles porque hacen más complejo al texto y los lectores de pantalla no pueden “leerlas”. También a muchas personas les genera rechazo aún.

Entonces, ¡lo mejor que puedes hacer es parafrasear!

  • Usa palabras neutrales: “Niñas y niños” → “Infancias”.
  • Prefiere los sustantivos neutros: “Muchos fueron al juego” → “Fueron muchas personas al juego”
  • Reemplazar por relativos: “Los que tengan que completar sus datos” → “Quienes tengan que completar sus datos”.
  • Adverbiza adjetivos: “Opera tranquilo” → “Opera con tranquilidad”.

2. Normaliza las presentaciones con pronombres

Esta pequeña acción servirá para hacer sentir en confianza a cualquier persona con la que te presentes para que también te diga sus pronombres (o aprenda a hacerlo como parte normal de su comunicación). A su vez, ayudará a que quienes estén allí puedan ir memorizando los pronombres de nuevos integrantes del equipo. Cada presentación es única, pero te recomendamos que menciones:

  • El nombre con el que prefieres que te llamen: “Me gusta que me llamen _____.”
  • Tus pronombres personales: elle, ella, él. 
  • Una invitación a que la otra persona se una: “Cuéntame cómo te gusta que te llamen, y si tienes un pronombre que prefieres, por favor.”

3. Incentiva a que se apliquen los pronombres

No es suficiente con hacer la introducción inclusiva, se debe poner en práctica. Si tu empresa utiliza herramientas de gestión de tareas y comunicación como Asana o Slack, invita a que todas y todos coloquen sus pronombres en sus perfiles.

  • Durante una junta o reunión haz mención de esta nueva regla social de la empresa.
  • Envía un correo donde apliques los primeros dos puntos de esta lista y anuncia este cambio positivo.
  • Muestra que tú ya lo hiciste: sin importar tu pronombre elegido, es válido.

4. Ejercita la disculpa de habitualidad

Acostumbrarnos a usar el lenguaje inclusivo es un reto. Es probable que a veces nos equivoquemos, pero debemos tomarlo como algo normal y seguir adelante:

  • Si te diste cuenta de tu error: discúlpate sinceramente, pero sin crear una escena o escalar el problema. Corrige tu error y continúa conversando.
  • Si te percataste del error en otra persona: con amabilidad hazlo saber en ese momento, no para exhibirle, sino para ayudarle a que se una al ejercicio de aprendizaje colectivo. 
  • Si el error fue contigo: sé paciente, trata de no juzgar los esfuerzos ajenos por estar al día con el lenguaje inclusivo.

5. Hazle espacio en tus redes sociales

Una de las maneras más efectivas y visibles de mostrar la cultura de una marca o empresa es a través de sus redes sociales. ¿Estás aprovechando su potencial para este tema?

  • Realiza un diagnóstico de qué tipo de cuentas sigues: toma una postura y elimina aquellas con contenido que promueva discursos de odio y discriminación.
  • Forma alianzas con influencers diversos, fuera de la norma.
  • Procura que en tus reels, stories, tiktoks y cualquier contenido multimedia aparezcan personas diversas. 

6. Nombra las poblaciones, no las características de las personas

Una práctica común en nuestro lenguaje cotidiano es definir a una persona según cierta característica social o corporal, por ejemplo: “Los vagabundos tienen hambre” cuando lo correcto debe ser: “Las personas en situación de calle tienen hambre”. Podemos evitar esto:

 

  • Reconociendo que las personas formamos parte de poblaciones diversas, pero que eso no nos define. 

 

7. La inclusividad va más allá de la diversidad

¿Te has preguntado si tu empresa ofrece igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad? Te recomendamos que hagas un marco de políticas y prácticas de inclusión de discapacidad para tu empresa; mientras tanto:

  • Tómate un momento para verificar si existe accesibilidad en tu oficina (por ejemplo, rampa para silla de ruedas) o equipo de trabajo (como un lector de pantalla).
  • Si cuentas con algún empleado o empleada con discapacidad, pregúntale directamente qué puedes hacer para facilitar su trabajo. No des por hecho que sabes la respuesta mejor que esa persona.
  • Promueve y respeta los derechos de las personas con discapacidad. Existen cuentas de TikTok donde se sensibiliza y lucha contra estigmas y estereotipos que enfrentan personas con discapacidad. Busca algunas y compártelas entre tus empleados.

8. Revisa si existe diversidad e inclusividad en la identidad gráfica 

Si en tu manual de estilo o de identidad gráfica hay poca o nula representación de mujeres, personas no binarias, cuerpos diversos, gamas de piel, edades, etc., considera la posibilidad de renovarlo:

  • Pide a tu equipo de diseño que revise las identidades gráficas de compañías listadas como inclusivas.
  • Pide a tu equipo de mercado que realice un estudio para determinar las tendencias de representatividad inclusiva mejor calificadas.
  • Intenta que se vuelva parte de un objetivo a corto plazo actualizar el manual de tu empresa. Ponle fecha o puede quedar en el olvido por no ser “prioridad”.

9. Constata que exista diversidad e inclusividad en el personal

La mejor manera de hacer un espacio inclusivo es que las personas en él contribuyan a ese objetivo por el simple hecho de ser diversas:

  • No es necesario contratar sólo a personas diversas para llenar el cupo mínimo. Esa es otra forma de discriminación. 
  • Revisa con tu equipo de Recursos Humanos la posibilidad de que también elijan perfiles que agreguen diversidad e inclusividad a la compañía cuando sea posible.

10. Ten a la mano una guía o manual

Las dudas sobre estos temas siempre pueden surgir; en especial porque los términos correctos y los marcos legales constantemente se están actualizando. Lo mejor es que cuentes con referentes seguros para consultar:

11. Crea un comité de diversidad e inclusividad

Lo más sencillo es que designes a un grupo de personas para que ofrezcan apoyo y seguimiento al desarrollo de un entorno laboral más diverso e inclusivo:

  • Procura que haya personas de todos los niveles de la compañía para hacerlo más accesible y transversal.
  • Pídeles retos pequeños al mes como: recomendar películas, series o libros que hablen de diversidad, compartir historias y testimonios, seguir cuentas de redes sociales en torno a estos temas. 

12. Vuelve la diversidad e inclusión parte de las políticas de tu empresa

Para un ambiente colaborativo de trabajo es ideal que cada persona, sin importar su puesto, conozca las políticas, la misión y visión de la empresa. Agregar un apartado sobre diversidad e inclusión ofrecerá seguridad y servirá de referente para inculcar el compromiso asumido a nivel de toda la empresa. 

  • Procura que el compromiso sea público (por ejemplo, en tu sitio web como lo hizo Walmart).
  • Concreta juntas de trabajo para que cada líder de departamento o equipo fomenten el aprecio de la diversidad e inclusión.
  • Asesórate por personas expertas: ofrece entre las capacitaciones laborales cursos o talleres de diversidad e inclusión.

Con estas 12 recomendaciones puedes transformar por completo la dinámica de diversidad e inclusión en tu empresa. ¿Se te ocurren otras acciones? ¡Cuéntanos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Birrete

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Suscríbete ahora y recibe cada semana los mejores artículos para emprendedores.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram