Top
Qué es el brainstorming y cómo puedo hacerlo efectivo | Escuela para Emprendedores
721
post-template-default,single,single-post,postid-721,single-format-standard,mkd-core-1.2,mkdf-smooth-page-transitions,mkdf-ajax,mkdf-grid-1300,mkdf-blog-installed,mkdf-header-standard,mkdf-sticky-header-on-scroll-down-up,mkdf-default-mobile-header,mkdf-sticky-up-mobile-header,mkdf-dropdown-default,mkdf-dark-header,mkdf-search-dropdown,mkdf-side-menu-slide-with-content,mkdf-width-370,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Qué es el brainstorming y cómo puedo hacerlo efectivo

El brainstorming o la lluvia de ideas es una herramienta de trabajo en grupo que facilita y propicia el surgimiento de ideas sobre un determinado tema en específico en un ambiente cómodo. De allí su importancia para obtener varios puntos de vista de un mismo elemento en cuestión, pero existen aspectos que pueden entorpecer su dinámica como la cantidad de personas involucradas, la falta de foco, el no seguimiento de la conversación, entre otros aspectos.

Se debe de tener en cuenta que el brainstorming es necesario de aplicar para: fomentar y liberar la creatividad del grupo, involucrarlos oportunamente en la toma de decisiones y generar cierta cantidad de ideas o soluciones. Este nos permite resolver un problema determinado, plantear posibles vías, desarrollar la creatividad y aplicar la innovación, discutir nuevos conceptos que permitan superar la monotonía.

Pero ¿Cómo se aplica el brainstorming? Primero se define el problema a solucionar. Seguidamente se señala al director de la dinámica y se explica las reglas a seguir durante la sesión. Lo importante durante la reunión es conseguir la mayor cantidad de ideas viables posibles sin tomar una conclusión determinante en ese momento, ya que estas se enlistarán y se someterán a prueba en fases posteriores.

Para que tus lluvias de ideas sean mucho más productivas te ofrecemos estas 5 técnicas:

Determina los objetivos y el contexto:

Es de mucha utilidad que con al menos dos días de antelación a la lluvia de ideas, puedas definir el o los objetivos que se quieran alcanzar, y que los mismos sean compartidos en ese tiempo a tu equipo, de modo que puedan prepararse. Mientras más claro y preciso sea la solicitud para la reunión, mejor, por ello, es ideal que también les indiques cuál es el resultado esperado y su finalidad.

Asegura la diversidad en el grupo:

Si estas desarrollando un proyecto con tu equipo y todos manejan la misma información, seguramente tendrán ideas muy parecidas. Si necesitas contar con otras ideas o puntos de vistas distintos, incluye en la reunión a personas de otros equipos que tengan habilidades específicas para solventar lo que necesitas o que cuenten con experiencia en el área.

Pídele a tu equipo ideas con antelación:

Las ideas no surgen mágicamente ni bajo presión, por lo que es recomendable que con cierto tiempo de antelación a la reunión le solicites a tu equipo que vaya pensando en ideas que puedan ser aplicables o que ayuden a solucionar el problema del proyecto.

No temas decir no:

Aunque lo importante de una lluvia de ideas es que se generen muchas y con diversidad, en ese proceso pueden aparecer unas que no sean tan buenas a efectos de factibilidad o que no permitan alcanzar los objetivos. Ante ello di cortésmente “no” y trata de canalizar al equipo en una sesión más productiva.

Aplica la regla de los 22 minutos:

Nicole Steinbock, la líder de PM en Windows, promueve que las reuniones deben ser cortas para que sean efectivas. En su práctica motiva y recomienda que las reuniones empiecen puntuales, se tenga una meta y una agenda a seguir, no se acepten teléfonos ni laptops para evitar distracciones, solo libretas para anotar los puntos importantes.

No Comments

Post a Comment