Top
Tipos de empresas en Panamá | Escuela para Emprendedores
734
post-template-default,single,single-post,postid-734,single-format-standard,mkd-core-1.2,mkdf-smooth-scroll,mkdf-smooth-page-transitions,mkdf-ajax,mkdf-grid-1300,mkdf-blog-installed,mkdf-header-standard,mkdf-sticky-header-on-scroll-down-up,mkdf-default-mobile-header,mkdf-sticky-up-mobile-header,mkdf-dropdown-default,mkdf-dark-header,mkdf-search-dropdown,mkdf-side-menu-slide-with-content,mkdf-width-370,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Tipos de empresas en Panamá

En Panamá existen diferentes tipos de entidades jurídicas para que puedas iniciar tu negocio de manera formal en marco de la estabilidad económica y financiera.

Las sociedades comerciales panameñas están albergadas en el Código de Comercio de Panamá y se han convertido en una opción fuertemente atrayente para los que desean resguardar su patrimonio y proporcionar un giro completo a sus negocios.
Panamá ofrece variedad al momento de seleccionar el tipo de empresa que desees iniciar, pero en esta ocasión hablaremos sobre las más comunes que son: Sociedades Anónimas, Sociedades de Responsabilidades Limitadas y las Fundaciones de Interés Privado. En esta ocasión nos centraremos en las tres tipos de sociedades más frecuentemente utilizadas en Panamá: Sociedades Anónimas, Sociedades de Responsabilidad Limitadas y Fundaciones de Interés Privado.

Sociedad Anónima:

La ley de Panamá establece que dos o más personas mayores de edad pueden formar una sociedad anónima. Solo necesitarán a una persona natural o jurídica que sirva como accionista y tres personas para la junta directiva. Y sus abreviaturas podrán ser S.A., INC o Corp. La principal ventaja de este tipo de empresa es que tanto los presidentes como los accionistas pueden vivir en cualquier lugar del mundo y ser de cualquier ciudadanía. Además las tertulias de la junta directiva o de accionistas pueden realizarse en cualquier lugar ya sea por medio de Internet, vía telefónica o personalmente.

Sociedad de Responsabilidad Limitada:

Para su constitución se necesitan a dos persona (como mínimo) naturales o jurídicas de cualquier nacionalidad o lugar de residencia que sea mayor de edad. El nombre de los socios será inscrito en el registro público de panamá, así como el capital que cada uno ha aportado. Las obligaciones y responsabilidades de los socios serán divididas según el capital aportado. En el acta constitutiva se debe ver reflejado un solo administrador y un director que deberá ser elegido por los accionistas. Su abreviatura será (S de RL). Y una de las ventajas es que no será necesario llevar sus libros contables en su constitución por lo que sus registros pueden ser efectuados en cualquier país que sea determinado por los administradores. Además, el capital no tiene la obligación de ser pagado por los accionistas al constituir la sociedad y este puede estar simbolizado en cualquier moneda.

Fundación de Interés Privado:

Este tipo de empresa es la más cerrada en cuanto a la participación de terceros porque el Fundador entrega todos los bienes de su propiedad a una empresa (que es la figura jurídica que se está formando) con el fin de que ésta los administre y los cuide a beneficio de una persona, que puede ser el mismo fundador o una persona extra. Solo necesitará un beneficiario o un solo protector y la junta directiva o administrativa será exclusiva por tres personas naturales. La principal ventaja de las Fundaciones de Interés Privado es que son perfectas para cuidar y conservar esos negocios y bienes familiares, y podrás abrir cuentas bancarias de la Fundación en cualquier país del mundo. Estas son perfectas para trajinar pertenencias familiares entre miembros de la misma familia, sin que se vuelva necesario acudir a los largos y tediosos procesos judiciales.

No Comments

Post a Comment