Financiar o no un emprendimiento: cómo lograrlo sin morir en el intento

Que el capital no sea un impedimento para empezar tu sueño de un negocio, te compartimos toda la información necesaria para considerar la inyección de capital.

Este es el caso: desde hace meses tienes en mente cumplir el sueño de comenzar un negocio. Sabes qué producto o servicio ofrecerás, pero hay un detalle: el capital. Si no tienes ahorros, es posible que estés considerando buscar compañías dedicadas al financiamiento de proyectos. 

Desde octubre de 2021, se han registrado 835 inversiones de emprendimientos en Latinoamérica con un importe agregado de 15,255 millones de dólares. En pocas palabras: el emprendimiento está en auge. 

Sin embargo, uno de los grandes retos de las Pymes es el financiamiento. Esto se refleja según un estudio de Mambu: 67% de las Pymes a nivel mundial no han logrado conseguir la inversión necesaria para prosperar.

¿Cómo puedo financiar mi negocio? 

Entonces, ¿cómo emprender sin morir en el intento? Además de considerar una planificación, es importante conseguir ese capital que tanto necesitas. 

Una de las formas más comunes es la solicitud de un préstamo bancario; sin embargo, existen alternativas a considerar que se pueden ajustar a las necesidades de tu negocio. ¡Veamos!

Tipos de financiamiento

  • Aceleradoras e incubadoras

Conocidas también como semilleros. Este tipo de instituciones ayudan a acelerar el crecimiento de los negocios por medio de la configuración de modelo de negocio, y captar inversión.

  • Ángeles inversionistas

Conocidos también como Business Angels. Son asociaciones o clubes de inversionistas que buscan negocios potenciales para invertir capital o que buscan facilitar el acceso al capital de otros inversionistas. 

Estos ángeles estarán acompañándote en el proceso de operación, para que llegado el momento de su retiro de la inversión tu emprendimiento esté fortalecido.

  • Recaudación de fondos

Conocidos también como Crowdfunding. Consiste en la recaudación de fondos por medio de plataformas en línea. Dependiendo del proyecto que estés buscando financiar, los interesados o inversores en la causa pueden exigir:

  • Factoraje financiero

Conocidos también como Factoring. Se trata de que el negocio firme un contrato mediante el cual traspasa la cobranza futura de los créditos a la entidad financiera para que los liquide. Tras cumplir el plazo, el negocio pagará el préstamo.

  • Financiamiento gubernamental

Existen instituciones gubernamentales enfocadas a proveer financiamiento para emprendedores. Su otorgamiento dependerá del tipo de proyecto y el sector al que está dirigido. En muchas ocasiones se podrá acceder a ellos por medio de concursos.

  • Fondos de capital de riesgo

Son aquellos fondos o sociedades que invierten en startups a cambio de un porcentaje de las acciones. En su mayoría son sociedades anónimas que comprenden el riesgo que implica la inversión en nuevos negocios; aunque consideran como factor importante el potencial que proyecta tu emprendimiento.

Ventajas y desventajas de financiar mi emprendimiento

Ahora que conoces la oferta de financiamiento de proyectos, hablemos de pros y contras de tener una inversión externa en tu negocio. 

Pros: 

  • Libre de deuda.
    • Sobre todo si son financiamientos sin retorno de vuelta. En este caso, tu balance no sumará pasivos en tu presupuesto.
  • Mejorar tu calificación de crédito.
    • Con un financiamiento puedes tener tus cuentas por pagar bajo control.
  • Fortalece tu ciclo de producción.
    • De esta forma te enfocarás en producir sin la presión de pagar deudas inmediatas.
  • Crear un historial de crédito sano.

Contras: 

  • Pérdida de independencia.
    • En muchas ocasiones los inversores participarán en la sociedad en toma de decisiones, planeación de estrategias y otras circunstancias para controlar el buen uso de la inversión otorgada.
  • Deuda a largo plazo.
    • En el caso de solicitar un préstamo, considera que estarás viendo una salida de tu capital de manera constante.
  • Aval o garantía de pago. 
  • Tasas de interés altas.

Emprender sin financiamiento

¿Es posible? ¡Sí! De hecho, te recomendamos que realmente lo intentes de esta forma. Se trata de bootstrapping. Este término hace referencia a la financiación de tu proyecto a través de los ahorros propios y los ingresos de facturación del negocio. 

Para lograrlo, debes considerar que requiere disminuir las expectativas a corto plazo e invertir todos los esfuerzos para conseguir ingresos y reinvertirlos. 

¿Cómo hacer una estrategia de bootstrapping?

Construir un negocio sólido lleva tiempo, por eso es importante saber cómo consolidarlo. Aquí compartimos 4 puntos claves para lograrlo:

  • Evita gastos innecesarios.
    • Muchas historias de éxito lo han comprobado: sus negocios comenzaron en las cocheras o las habitaciones de casa. Si aún no tienes un equipo grande, considera alquilar un espacio hasta que sea necesario. 
  • Elige proveedores y servicios de forma inteligente.
    • Cuestiona qué servicios son necesarios para tu negocio, ¿un sistema contable para revisar ingresos y egresos? ¿Un sistema POS que te ayude en inventarios?
  • Negociar es la clave.
    • Los proveedores ofrecen 30 días sin intereses, procura conseguir mayor tiempo. 
  • Aprende.
    • Al comenzar tu negocio será debes adquirir conocimientos que, de ser subcontratados, requerirían una mayor inversión. Actualmente existen muchos recursos clave y hasta gratuitos para crecer tu negocio como marketing, redes sociales o contabilidad.

Antes de elegir, considera:

Si estás decidido a solicitar un tipo de inversión, te compartimos 3 puntos clave para saber sí es una buena opción

  1. Define: ¿Para qué usarás el financiamiento y cómo lo emplearás?
    1. No seas poco detallista. Arma un calendario con objetivos a corto, mediano y largo plazo. Tablas de precios, de descuentos, de necesidades y cosas que puedan esperar.
  2. Evalúa: ¿Cuál es tu capacidad de pago?
    1. Recuerda considerar tus fuentes de ingresos para solventar los préstamos y créditos. 
  3. Establece: Un plan de acción.
    1. Al ser una inversión tendrás que pensar en tiempos de pago, actividades para generar ingresos y proyectar un crecimiento de tu negocio.

 Ahora que conoces todo acerca del financiamiento de proyectos, ¡cuéntanos cómo llevarás tu negocio a la luna!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Birrete

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Suscríbete ahora y recibe cada semana los mejores artículos para emprendedores.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram