Top

Descubre cómo crear un e-commerce y no fallar en el intento

Descubre cómo crear un e-commerce y no fallar en el intento

¿Conoces el valor de Internet y estás pensando en crear un e-commerce? Si tu respuesta es sí, entonces llegaste al lugar indicado para aprender todo lo que necesitas saber antes de comenzar tu negocio en línea.

En la actualidad, los consumidores quieren tener todo al alcance de un clic, ¿y a quién no le gustaría? Por ello debes enfocarte en enamorar a tus clientes con rapidez y brindarles atención de calidad. Ten presente que tu e-commerce estará disponible 24/7 y cualquiera puede entrar a tu sitio web para conocer sobre tus productos o servicios, así que asegúrate de contar con todo lo necesario para ser exitoso en Internet, un lugar muy diferente al mundo físico.

 

1.  Define tus objetivos

No importa si tienes una tienda física y quieres expandir su alcance o simplemente estás comenzando un nuevo negocio en línea, en ambos casos tienes que definir cuáles son tus objetivos, qué acciones vas a realizar para llevarlos a cabo y a qué público te estás dirigiendo. En resumen, tienes que crear un plan de negocios online para que no pierdas el rumbo.

 

2. Adquiere un dominio y mejora tu página web

Quizá tu e-commerce podría comenzar como un pequeño emprendimiento de ventas en Instagram. Sin embargo, contar con una página web y un dominio tiene un gran valor para los usuarios, ya que les genera confianza y le da credibilidad a tu negocio. Además de que puede ayudar con el posicionamiento SEO.

Al adquirir un dominio, asegúrate de que sea acorde al nombre de tu empresa. No olvides que debe ser corto y fácil de recordar. De igual forma, procura que tu sitio web sea amigable para los usuarios.

En este artículo te mostramos cómo optimizar tu página web para conseguir más conversiones y que ninguno de tus clientes se vaya sin realizar una compra o suscribirse a tus servicios.

 

3. Integra tus redes sociales

En mundo totalmente en línea no podemos dejar por fuera a las redes sociales, ya que estas tienen gran influencia en los procesos de compra. Además, a través de las redes sociales podemos mejorar la conexión con los usuarios y mantener un contacto más cercano con los clientes, por lo que tener una cuenta en Instagram, Facebook o Twitter será de gran valor al momento de crear un e-commerce.

Por último, asegúrate de conocer cuál de todas las redes sociales es la que más se adapta a tu empresa, ya que no todas funcionan de igual forma y puede ser que tus clientes potenciales no estén en Twitter sino en Instagram, por ejemplo.

 

4. Añade suficiente métodos de pago

Una de las principales razones por las que los clientes abandonan sus compras en línea es debido a que al momento de pagar no consiguen algún método que se adecúe a ellos. Si tu e-commerce va a tener alcance global, asegúrate de contar con pasarelas de pago que puedan ser utilizadas en cualquier lugar del mundo.

En este caso puedes contratar cualquier servicio que ofrezca métodos de pago online, como es el caso de PayU, una empresa que te permite tener todos los medios de pago e integrarlos a tus canales digitales para vender en línea.

 

5. Define tus medios de envío

Si tu e-commerce ofrece servicios no habrá problema, pero si se trata de la venta de productos el caso será otro, ya que estos deben ser entregados a tus clientes. Supongamos que tienes tu página web optimizada, redes sociales atrayendo tráfico, diferentes métodos de pago y clientes realizando compras en línea. Ahora, ¿ya sabes cómo van llegarle los pedidos a esos clientes?

Es sencillo, actualmente hay varias soluciones. Si los envíos tienes que realizarlos a lugares cercanos a tu localidad, puedes tener a un personal encargado de hacer las entregas directamente a tus clientes. Ya para otros casos, como envíos a destinos más lejanos, podrás hacer uso de alguna empresa de envíos, como MRW, DHL, FEDEX o cualquier otra empresa de tu preferencia.

Dependiendo de los objetivos que hayas establecido al principio, podrás decidir si los gastos de envío corren por tu cuenta o le corresponden al comprador.

 

En resumen, crear un e-commerce puede resultar fácil. Sin embargo tendrás que enfocarte en trabajar en él y desarrollar estrategias para que se mantenga en un estado activo, puedes probar con estas herramientas esenciales para trabajar en Internet.

Si tienes alguna inquietud al momento de crear tu e-commerce, no dudes en dejarnos algún comentario. En Alegra estamos para ayudar a que tu negocio sea exitoso gracias a nuestro sistema contable.

No Comments

Post a Comment