Top

Conoce el catálogo de claves correspondientes al CFDI 3.3

El primero de julio de 2017 el SAT anunció la actualización del Comprobante Fiscal Digital por Internet (CDFI) y a partir del 1 de enero 2018 la versión 3.3 del CFDI pasó a ser el modelo de factura electrónica vigente en México. Esta actualización trajo consigo muchos cambios, siendo uno de ellos la incorporación de claves por productos o servicios.

Actualmente, la elaboración del CFDI requiere que se incluyan las claves por productos y servicios para verificar la información de las facturas y poder cumplir con las exigencias presentes en el SAT. Para ello, el SAT dispone de un catálogo en el que se podrán consultar las claves necesarias.

Desde Alegra puedes consultar las claves de los productos de manera directa y agregarlas a tus CFDI sin tener que dirigirte al catálogo del SAT. De esta forma automatizas el proceso y evitas cometer algún error que implique sanciones por parte del SAT.

 

Regístrate ahora para crear tu primera factura

 

Qué es el catálogo de claves del SAT

Estos nuevos códigos o claves corresponden al esquema de administración utilizado por el SAT para categorizar y clasificar los productos y servicios que abarcan las actividades económicas desarrolladas en el país.

Para la fecha, el SAT cuenta con un catálogo con más de 50.000 claves, y mediante su uso se pretende conocer cuál es la naturaleza de los ingresos percibidos por los contribuyentes. De modo de que sea más fácil llevar un control.

A través de este catálogo se pueden consultar las claves necesarias para el registro de la ClaveProdServ en el CFDI. El sistema permite realizar búsquedas por tipo, división, grupo o clase. De igual forma también está permitida la búsqueda por palabras claves.

 

Cuáles son las implicaciones por no utilizar las claves en el CDFI 3.3

De acuerdo a lo establecido en la Resolución Miscelánea Fiscal para el 2018, cuando los contribuyentes registraran en el CDFI una clave errónea o que no correspondiera a los productos y servicios facturados, no habría sanción alguna, ya que se consideraría parte del proceso de aprendizaje. Sin embargo, esta medida solo tuvo vigencia hasta junio del 2018.

Para la fecha, el SAT ha estado imponiendo sanciones a los contribuyentes que registren una clave errónea en el CDFI. Las multas aplicarán por cada una de las facturas que presenten un error y deberán reemplazarse con la información correcta, ya que estas no serán aprobadas ni válidas para ser deducibles.

En el caso de los contribuyentes que hayan registrado una clave diferente por no existir una específica, el SAT hará una excepción, siempre y cuando la clave registrada sea similar y tenga congruencia con el producto o servicio facturado.

Cuando una clave sea inexistente y no se encuentre alguna semejante, podrá utilizarse la clave 01010101, no existe en el catálogo.

 

Redactor de Contenidos at

Tengo una tabla de surf increíble con la que me deslizo por este mar de información llamado Internet. Me gustan los retos, aprender y ayudar otros a dar lo mejor de sí.

No Comments

Post a Comment