Empieza gratis en Alegra
Top

Cambios en las nuevas finanzas – ¿Cuáles son?

Cambios en las nuevas finanzas

No podemos dejar de reconocer que la contingencia sanitaria ocasionada por el COVID-19 trajo consigo graves repercusiones en la economía de todo el mundo y significó un «antes y después» en las formas de hacer negocios, en las condiciones en que realizamos nuestras actividades laborales y en el liderazgo a ejercer en nuestros equipos de trabajo.

Debemos estar muy fuertes mentalmente, entender que los ciclos económicos se repiten, que posiblemente tendremos que empezar de nuevo, conocer los cambios en las nuevas finanzas y buscar las oportunidades que todas las crisis presentan.

Ante este escenario las personas y las empresas tendrán que adaptarse rápidamente y buscar ser altamente creativos, no para sobrevivir, sino para prosperar, porque con toda seguridad saldremos adelante de este momento crítico.

Las nuevas finanzas requerirán cambios importantes a considerar, por ejemplo:

1. El largo plazo se volvió muy corto, ahora debemos medirlo en semanas o meses.

2. El flujo de efectivo es lo más importante. Revisar y recalcular todos los rubros del presupuesto de ventas y gastos que afectan el flujo de efectivo: intereses, impuestos, inventarios, venta de activos no productivos (no recomendable), inversiones temporales, deuda, dividendos y recompra de acciones.

3. Halar todas las líneas de crédito y cambiar el efectivo a otra cuenta que no esté en el banco en donde están los créditos, para que no se puedan intervenir. (Esto es un seguro muy barato).

4. Revisar los covenants (indicadores en los acuerdos de préstamo que determinan cómo debe operar la empresa que solicita el préstamo; por ejemplo: equity, razones financieras, etc.) para estar atentos a que no se incumplan los créditos y quitarle razones al banco para podernos cancelar líneas en caso de que se llegue a eso.

Debido a los cambios en las nuevas finanzas la estrategia debe enfocarse a determinar el impacto que puede darse en nuestro flujo de efectivo y determinar el tamaño del agujero.

Gastos y costos fijos: posiblemente sea una nueva tendencia de aquí en adelante, que todo lo fijo se va a volver variable. Todos vamos a negociar en el futuro que todo sea variable desde rentas, sueldos, maquinaria, etc., todo para hacer que nuestras compañías sean menos vulnerables a este tipo de crisis.  Esto será un cambio en la forma de hacer negocios.

  • Reestructurar pagos de intereses a corto plazo y capital.
  • Demorar el pago de impuestos, adelantar el coeficiente de utilidad pronosticado para el pago del año entrante y bajar los pagos de impuestos acorde a la nueva proyección para no generar un saldo a favor, y correr el riesgo de actualización y recargos de este periodo.
  • Dejar de comprar nuevos activos por el momento y diferir todas las inversiones de capital posibles.
  • Actuar de acuerdo a la emergencia actual, pero pensando en el futuro una vez que termine.
  • Escuchar a nuestros clientes, proteger a los buenos clientes y proveedores o por lo menos intentarlo. Esto marcará una relación de largo plazo y de lealtad.
  • No es un buen momento para vender activos.

Planeación de escenarios críticos:

Es importante que a partir de ahora, tomando en cuando los cambios en las nuevas finanzas, definas todas tus estrategias teniendo en cuenta los siguientes puntos:

  • Planea con visión a 6 meses.
  • Corta gastos y sueldos en el caso de ser necesario.
  • Trabaja de manera simultánea en dos planeaciones: durante la crisis y después de la crisis.
  • Trabaja y prepara un documento sobre por qué tu compañía es atractiva en estos momentos.
  • Haz un programa de protección de nómina.
  • Adáptate a las circunstancias, es la única forma de sobrevivir a esto.
Javier Ibarrola
Javier Ibarrola Carreón
Lic. en Administración de Empresas. Maestría en Negocios at

Propietario y CEO de Aquara empresa, una solución en tratamiento de agua.

No Comments

Post a Comment